Oropeza Gracia Viviana

México / UNAM

Título: La pretensión del investigador

Resumen: Una lengua extranjera se manifiesta no sólo como desconocida sino, ante un evento comunicativo, se presenta como la evidente alteridad. Ser hablante de una lengua extranjera revela la posibilidad de ser interpretado, entendido, incluso, aprendido. ¿Qué elementos están en juego cuando queremos entender a quien habla una lengua ľalterna, extranjera? ¿Quiénes son aquellos que la hablan? ¿Por qué queremos entenderlos? ¿Cómo es que queremos entenderlos? ¿Bajo qué categorías queremos interpretarlos? Estas preguntas abren una crítica a los estudios que pretenden "objetivamente" interpretar al otro. Esta ponencia tiene dos objetivos: el primero, reflexionar sobre el ser extranjero en y de una lengua, y el segundo, cuestionar el lugar desde el cual se está "interpretando" la alteridad. Esta segunda discusión pretende recordarnos la responsabilidad que tenemos cuando "acogemos" culturalmente al otro. ¿Cuál es nuestra función como anfitriones de la diferencia? ¿Qué hacemos con nuestro huésped? ¿La labor del investigador es verdaderamente descriptiva, o hay algo más que busca apresar al otro? Finalmente, y en aras de una política lingüística, la reflexión anterior está dirigida a los estudiosos que "buscan" objetivamente no sólo estudiar la lengua, sino integrarla a una cultura que también se presenta como extranjera: desde aquí, la reflexión pretende acercarse a la noción de integración: ¿fomentamos proceso homogéneos o heterogéneos? ¿Qué fines siguen unos, y cuáles siguen los otros? ¿Responden a una lógica del poder o del una auténtica cultura de respeto y tolerancia?