Boletín Electrónico del CELE

Bilingüismo en la infancia

En el salón Paraninfo del Palacio de la Autonomía, se llevó a cabo la presentación del libro Bilingüismo en la infancia*, obra de la Dra. Alina María Signoret Dorcasberro, el pasado 26 de octubre.

Durante esta presentación, organizada por Fundación UNAM, la Mtra. Alma Luz Rodríguez Lázaro, jefa del Departamento de Lingüística Aplicada del CELE, se refirió a tres conceptos esenciales de la obra: cerebro, cognición y bilingüismo, a partir de preguntas como: ¿Cuál es la estructura neurolingüística del bilingüe?, ¿Qué impacto positivo o negativo tiene el bilingüismo en la cognición y metacognición del niño?, planteadas en la obra de la Dra. Signoret.

Dijo que al seguir la reflexión de la autora es posible afirmar que existen capacidades cognitivas diferentes que adquiere el niño bilingüe que lo distinguen del monolingüe, “existen estas diferencias y tienen repercusiones en cierta medida en la adquisición del bilingüismo”.

Expresó que falta mucha investigación en este aspecto y en diferentes lenguas, como en la del propio México con niños bilingües que hablan lenguas originarias.

“Es necesario apoyarnos en una definición del bilingüismo”, resaltó. “Nuestra autora menciona que diversos investigadores consideran esta definición un debate. Sin embargo, algunos intelectuales consideran que un bilingüe es una persona altamente competente en dos lenguas, es decir, así como hablo español, en este momento, debo tener la misma habilidad en otra lengua”.

Señaló que existen otros investigadores en este campo como Rosa Sánchez-Casas, en España, quien menciona que un bilingüe puede estar en un continuo, es decir, “hay que ver al bilingüe en una línea con dos polos de desarrollo donde esta persona se puede mover de un lado a otro de acuerdo con sus necesidades o contexto social”.

La Mtra. Rodríguez reflexionó: “supongamos que puedo leer un texto en inglés, pero no puedo hablar ni expresarme en inglés, y esto puede deberse a que no lo necesito, por lo que mi funcionalidad en la lectura y comprensión de textos en una segunda lengua me permite ser funcional en mi trabajo, contrario al bilingüe altamente competente en una segunda lengua que puede hablar, leer, escuchar, comprender en inglés o cualquier otra lengua. Pero entonces, ¿No soy bilingüe si solamente leo? ”. Esta pregunta, dijo, la podrá contestar el lector de este libro que hoy nos reúne: “los invito a que la descubran con el libro para ver si realmente son bilingües o no”.

Señaló que es importante tomar en cuenta factores como la edad de adquisición de una lengua, el orden de adquisición de las lenguas, la frecuencia de uso de las dos lenguas, y el contexto social de adquisición (la familia, etc.), cuando intentamos decidir si alguien es bilingüe o no. Se trata de “un fenómeno muy complejo”.

Pero, ¿Cuál es la estructura neurolingüística del bilingüe? “Para dar respuesta a esto, Alina Signoret se preocupa por cubrir los aspectos más relevantes sobre el papel del cerebro en este fenómeno”, enfatizó.

“El trabajo de nuestra autora permite esbozar el magnífico trabajo que realizan las áreas cerebrales encargadas de que entendamos y nos comuniquemos en una lengua materna y en una segunda lengua”.

“Esta obra es invaluable por el esfuerzo de hacer alcanzables los conceptos relacionados, a nivel teórico, con el lenguaje y el bilingüismo”.

Durante su participación para presentar Bilingüismo en la infancia, la Dra. Rosa Esther Delgadillo Macías expresó que este libro cobra relevancia en este mundo globalizado donde cada vez con mayor frecuencia encontramos personas que hablan no sólo su lengua materna, sino otras lenguas. “La movilidad estudiantil, académica o profesional nos coloca a cada momento en diferentes latitudes del mundo, lo que conlleva a que los niños desde muy pequeños convivan con diferentes lenguas y culturas”.

Es en este contexto donde surge Bilingüismo en la infancia, resaltó al precisar tres características de la obra: “su estructura, su organización y su contenido”.

“Es una obra que destaca por su temario, lo que la hace de fácil manejo y portabilidad; su organización presenta de manera ordenada y pedagógica, cada uno de los temas que se discuten entre psicólogos, lingüistas, psicolingüistas, neurólogos y, por supuesto, de los profesores que nos dedicamos a la enseñanza de lenguas extranjeras; la presentación del libro justifica el por qué del estudio del bilingüismo. Cada capítulo va dando respuesta a las interrogantes que inquietan a la Dra. Alina Signoret mediante certeras explicaciones […] con una intención didáctica”.

“Su contenido, repartido en 7 capítulos, da respuesta a las preguntas que se hace su autora: ¿Cuál es la estructura neurolingüística del bilingüe?, ¿Qué efectos positivos o negativos tiene el bilingüismo en la personalidad del niño?, ¿Qué impacto tiene el bilingüismo en la cognición o metacognición del niño?, ¿Qué nuevas necesidades lingüísticas está generando el tejido internacionalizado de hoy en cuanto al bilingüismo?, ¿Cómo responden los diferentes sistemas educativos frente a estos retos?, ¿A qué edad conviene iniciar el bilingüismo en el aula y por qué?”

En palabras de la Dra. Delgadillo, “Alina Signoret, a partir de Jean Piaget, subraya que los niños no tienen el sistema de pensamiento que tenemos los adultos y que cada edad implica una lógica cognitiva particular”.

Precisó que para ejemplificar cada uno de los periodos del desarrollo cognoscitivo del niño, la autora emplea didácticos cuadros que permiten tomar conciencia de los diferentes factores cognoscitivos que intervienen en el desarrollo de los niños de acuerdo con su edad, y están detallados en el capítulo 1 del libro.

Dijo que en el capítulo 2 conocemos los diferentes enfoques teóricos que tratan sobre los complejos procesos que implican la adquisición del lenguaje: el conductismo, el constructivismo, el interaccionismo, el sociofuncionalismo, el innatismo, el relativismo, y el enfoque de la modularidad y de la reescrituración, y citó a la autora, quien considera que “la adquisición de una lengua extranjera consiste en repetir; en construir interactuando con el medio ambiente; en aprender en colectividad; en interactuar en escenarios discursivos; en activar un programa biológico; en permear y ser permeado por otra cultura; en reescriturar hipótesis de conciencia mayormente. Será tarea del profesor, del investigador y del estudiante de los procesos de adquisición, determinar qué fase adquisitiva y qué nivel lingüístico está sustentado en qué enfoque”.

La Dra. Delgadillo puntualizó que la lectura del capítulo 3 “nos remite a la relación que existe entre el bilingüismo y la cognición del niño”, para ello, “la autora parte de la definición desde los criterios neurológicos, lingüísticos, la edad durante la adquisición, el contexto físico-social y los factores psicosociales, para establecer una completa tipología del bilingüismo”.

Detalló que en el capítulo 4, la Dra. Signoret aborda la estructura neuropsicológica del bilingüismo y destaca los procesos cerebrales que sustentan el desarrollo de una lengua extranjera, y el impacto que éstas tienen en la práctica docente.

En el capítulo 5, señaló, “se observa la ruta en la reflexividad en el niño, respecto a los conceptos de lengua, palabra y bilingüismo, en la que se nota el desarrollo de la cognición infantil […]. Puedo afirmar que en este capítulo, el profesor de nivel preescolar y de los primeros años del ciclo primario tienen una valiosa fuente de información sobre la adquisición de la lengua por parte de los niños, ya que se sabe que los niños a los 5 ó 6 años ponen en juego acciones para decir algo, pronunciar sonidos y palabras, de entender un contenido proposicional, formar relaciones. De esta manera, los niños perciben que la comunicación es una forma de acción y de actuación social”.

Al referirse al capítulo 6 de Bilingüismo en la infancia, la Dra. Delgadillo apuntó que “se puede leer sobre la relación que se establece entre el niño, la lengua y la palabra, y el bilingüismo […]. Los datos aquí propuestos pueden ayudar a pedagogos a entender el proceso psicológico y educativo no sólo en el niño bilingüe sino también del monolingüe en edad preescolar y a nivel de primaria”.

“El niño va usando y construyendo la lengua a partir del desarrollo de diferentes habilidades comunicativas”, enfatizó, y “para lograr las habilidades comunicativas en el aula es necesario que el profesor esté formado no sólo en el sistema lingüístico sino también que conozca las microhabilidades que permiten llevar a cabo las complejas tareas de producción y reflexión del lenguaje, y las tareas pedagógicas que conllevan el desarrollo de una lengua extranjera”.

El último capítulo “aborda las políticas del lenguaje respecto al bilingüismo en el inglés, lo cual nos lleva a reflexionar sobre la complejidad del bilingüismo, los diferentes trabajos existentes y la necesidad de mayor apoyo que permita generar nuevas investigaciones no sólo a nivel nacional sino también a nivel internacional”.

“Tengo la seguridad de que la lectura de Bilingüismo en la infancia ayudará a resolver muchos problemas en el aula por ser una obra orientadora, objetiva y didáctica”, finalizó.