Boletín Electrónico del CELE

50 aniversario del CELE

Pasos firmes en su evolución a Escuela Nacional

*A lo largo de sus 50 años de existencia, el CELE ha estado en constante evolución: Enrique Graue Wiechers

*La adquisición de una lengua puede mejorar y expandir para siempre una existencia: Alberto Vital Díaz

*El CELE, una institución dinámica, reconocida y consolidada: Alina Signoret Dorcasberro

En una ceremonia encabezada por el Dr. Enrique Graue Wiechers, rector de nuestra Casa de Estudios, en la que dio a conocer que el Centro se transformaría en Escuela Nacional de Lenguas, Lingüística y Traducción, el pasado 30 de noviembre culminaron los festejos por el 50 aniversario del CELE.

En su mensaje, ante autoridades universitarias, invitados especiales del cuerpo diplomático y la comunidad académico-administrativa del Centro, reunidos en la Unidad de Seminarios Ignacio Chávez de Ciudad Universitaria, expresó que a lo largo de 50 años de existencia, el CELE siempre ha estado presente en la Universidad, y en constante evolución, adaptándose al mundo en el que vivimos. Tal es su importancia, resaltó, “que es el momento de que el Centro de Enseñanza de Lenguas Extranjeras se transforme en Escuela Nacional de Lenguas, Lingüística y Traducción”.

Dijo que este proyecto ya fue aprobado por el Consejo Técnico de Humanidades y que, con él, se crearán 2 licenciaturas: Traducción y Lingüística Aplicada.

El Dr. Graue reconoció que el Centro de Enseñanza de Lenguas Extranjeras ha sido una piedra angular de la Universidad, fundamental en el cumplimiento de sus funciones sustantivas.

“El aprendizaje de lenguas extranjeras es parte fundamental de la formación de nuestros egresados y contribuye en forma imprescindible a la educación integral que buscamos para todos nuestros estudiantes”, aseguró.

Asimismo, resaltó que el dominio de una lengua extranjera permite mantenernos actualizados en literaturas científicas y sociales publicadas en otras latitudes; comunicar nuestros saberes al mundo, y expresar y entender otras culturas para cimentar una perspectiva internacional necesaria en la nueva ciudadanía.

En estas cinco décadas, enfatizó, “el CELE se ha encargado de la enseñanza de diversas lenguas extranjeras tanto en nuestra población estudiantil como académica y, de hecho también, al público en general. Y lo ha hecho con calidad”.

“Estudiar una lengua es también estimular la neuroplasticidad y fortalecer la memoria. Es en definitiva, el estudio de las lenguas, un instrumento invaluable en la educación universitaria”.

Durante su discurso, el rector destacó la labor del Centro, que imparte cursos de 18 lenguas como inglés, francés, catalán y náhuatl, y certifica internacionalmente 6 de ellas: alemán, chino, francés, inglés, italiano y portugués.

Señaló que, semestralmente, el CELE atiende a más de 8 mil estudiantes en Ciudad Universitaria y que sumado a sus sedes externas, a través de la Coordinación de Centros y Programas, anualmente atiende a 45 mil.

Apuntó que durante el último año, la Coordinación de Evaluación y Certificación recibió cerca de 20 mil solicitudes entre becas y exámenes de egresados, y aplicó 17 mil exámenes de certificación en 12 distintas lenguas.

Detalló que el Departamento de Lingüística Aplicada tiene 6 áreas de investigación y que colabora con la Facultad de Filosofía y Letras y con el Instituto de Investigaciones Filológicas para ofrecer los programas de Maestría en Lingüística Aplicada y Doctorado en Lingüística.

“Su Mediateca y la Coordinación de Educación a Distancia han sido un gran instrumento para fomentar el autoaprendizaje y multiplicar el estudio de las lenguas más demandadas”, así, “su reciente programa de educación a distancia creado hace 10 años, ha desarrollado 67 programas educativos y 8 diplomados en línea”.

El Dr. Graue resaltó que “vienen muchos años más por delante que serán los años de la Escuela Nacional de Lenguas, Lingüística y Traducción, Escuela de la que esperamos todo: que sea de excelencia, que abra nuevos campos disciplinarios, que continúe apoyándonos en la formación integral de nuestros estudiantes y que sea una palanca más en el desarrollo acelerado de nuestra Universidad”.

*

En su mensaje, el Dr. Alberto Vital Díaz, Coordinador de Humanidades, dijo que la generosa visión y la tenacidad institucional “hacen posible que 50 años después percibamos un CELE robusto, sólido y en expansión, que rinde cuentas positivas en los más diversos órdenes”.

“El CELE es un ámbito universitario donde convergen las más diversas disciplinas, inquietudes y energías humanas que a 50 años de su creación, se encuentra en pleno proceso de crecimiento y con las más altas expectativas, con dos nuevas licenciaturas a la vuelta de la esquina”.

Resaltó que en un mundo tan exigente como el contemporáneo, es necesario superar las barreras lingüísticas, “las lenguas son punto de partida, siempre están ahí, en un mundo en el que la comprensión mutua a veces parece pender de un hilo”.

Señaló que “sólo si contamos con un alto número de gente joven bien preparada en diversas lenguas nuestras y extranjeras, podemos afrontar un diálogo que hoy más que nunca es multilingüe”; e hizo un llamado a tender puentes lingüísticos como “la única forma de evitar que el mundo se convierta en meras islas sin posible entendimiento”.

*

En el acto, la Dra. Alina María Signoret Dorcasberro, directora del Centro, expresó que el CELE fue creado en una década de exigencias, de grandes cambios y de conquistas de derechos civiles y políticos; una época en la que México se posicionaba en el concierto de las naciones. “En el transcurso de 50 años, el CELE se ha consolidado para el siglo XXI, siglo de innovación en la era digital, siglo de gran movilidad física y virtual en un mundo multicultural con diversidad lingüística en donde conviven más de 6 mil lenguas”.

“En medio siglo, a la par del entorno internacional, el CELE ha sabido definir sus políticas lingüísticas en torno a la enseñanza de lenguas y al diseño curricular, a la certificación de idiomas, a la enseñanza en entornos virtuales, a la formación de profesores y de traductores, y a la investigación en lingüística aplicada ideada en los años 60”.

En su mensaje, la Dra. Signoret reconoció el importante papel de cada uno de los directores del CELE, desde su fundación el 30 de noviembre de 1966, y señaló que las decisiones oportunas de cada uno de ellos “han permitido consolidar una institución universitaria dinámica y reconocida”. Asimismo, externó que los éxitos del CELE se han logrado gracias a cada uno de sus miembros académicos y administrativos.

En términos de José Ortega y Gasset, señaló la Dra. Signoret, “hay generaciones a las que les toca ser precursoras, diseñar su escenario, imaginar su entorno, fundar el futuro; a otras les toca ser herederas, capitalizar el logro fundacional, engrandecerlo y ennoblecerlo; en síntesis, consolidarlo”.

“Es así que los resultados de 50 años del Centro de Enseñanza de Lenguas Extranjeras reflejan una comunidad de entusiasmo, inteligencia y compromiso que ha sabido conservar aquella esencia de ayer que tuvo la virtud de crear ese hoy mejor”, finalizó.

Durante la ceremonia, se entregaron reconocimientos a exdirectores, académicos, y administrativos por su destacada labor en el Centro de Enseñanza de Lenguas Extranjeras y se develó la placa conmemorativa que a la letra dice: “En conmemoración del 50 aniversario del Centro de Enseñanza de Lenguas Extranjeras de la Universidad Nacional Autónoma de México. Ciudad Universitaria, a 30 de noviembre de 2016”.